Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

Museos y #TenYearChallenge

El Museo del Prado ha comenzado el año como un coloso del marketing cultural. Hace una semana trataba en este mismo blog su fantástica iniciativa de Cartela abierta, con la que cualquier persona tiene la oportunidad de escribir el rótulo explicativo de cinco obras emblemáticas de la pinacoteca. Pero otra de las grandes actuaciones en redes sociales, muy comentada en medios y celebrada entre los internautas, ha sido la del reto viral “Ten Year Challenge” (y sus etiquetas variadas #TenYearChallenge, #TenYearsChallenge, #10YearsChallenge y #10YearChallege). Durante varias publicaciones, el Museo del Prado nos contó los cambios que han tenido los protagonistas de sus obras en una década. Muchos de los cuadros de la institución están bien documentadas en su cronología y tienen como protagonistas personajes de la familia real, bien conocidos a través de todo tipo de documentación y retratados varias veces a lo largo de su vida. Por lo tanto, era posible crear un relato de diez años de diferencia entre estas personas que habitan dentro de los marcos del Prado.

#TenYearsChallenge del British Museum

Sin embargo, el museo madrileño no fue la única institución en sumarse al #10YearChallenge, ni siquiera la primera en hacerlo, lo que no le quita ningún mérito a sus memorables publicaciones. Hasta donde he podido averiguar, la primera institución que aprovechó el revuelo de la etiqueta para apuntarse a este reto viral fue English Heritage el 15 de enero. Por su parte, el primer museo en hacerlo fue, atención…¡el Museu de la Música de Barcelona!

#TenYearsChallenge del Museu de la Música de Barcelona

El 16 de enero mostraron como cambió en 10 años su clavicémbalo de Christian Zell gracias a una meticulosa restauración. A partir de ahí, hemos podido apreciar todos los cambios posibles en una década en los museos del mundo, sus edificios y sus obras. Incluso el Munch Museum de Oslo intentó crear una cadena viral: en una publicación exponían dos autorretratos del pintor expresionista noruego, una de 1903 y otra de 1913; a partir de ahí retaron a otras grandes instituciones a que mostrasen sus mejores obras del #10YearChallenge. Sólo respondieron el Vang Gogh Museum y el British Museum.

El Munch Museum y su #TenYearsChallenge

¿Cuáles son los contenidos que publican los museos en este #TenYearsChallenge? Por un lado, se observan autorretratos de artistas con un paréntesis de diez años, como el Rembrandt del British Museum. También se aprecia cómo han cambiado las instituciones en una década, con todas las transformaciones que ha habido e incluso las aperturas, como es el caso de la inauguración de la ampliación del Museo Arqueológico de Córdoba. No podemos olvidarnos de las restauraciones, que han cambiado radicalmente el aspecto de las obras en un sorprendente antes y después, como la citada intervención del clavicémbalo del Museu de la Música. Quiero destacar la publicación del Museo de Cádiz en la semana de Orgullo Restaurador: sus sarcófagos fenicios permanecen iguales, sin ningún cambio, gracias a la labor de los conservadores de su institución.

El #TenYearsChallenge en el Museo de Cádiz

En definitiva, los retos virales son una excelente manera de rebuscar entre todas las posibilidades que tiene el museo de comunicarse hacia los internautas, aprovechando un hashtag que circula de pantalla en pantalla. O lo que es lo mismo, una oportunidad increíble de colocar a la institución en medio de la sociedad, hablando el mismo lenguaje, pero mostrando sus contenidos propios.

Deja un comentario