La expansión del coronavirus, además de tratarse de un serio problema de salud pública, está obligando a modificar las formas de vida de millones de personas en las áreas afectadas por todo el globo. Con zonas en cuarentena y manteniéndose clausuradas algunas de las grandes infraestructuras de movilidad como aeropuertos y con el control de fronteras, es normal que los grandes eventos culturales, como la Berlinale o la pasada Semana de la Moda de Milán, vean reducida su participación. O que haya cancelaciones de fiestas populares tan esperadas como el célebre Carnaval de Venecia.

Como llevamos observando en China, país donde se detectó el primer foco de contagio, o ahora en muchas regiones del norte de Italia, las instituciones culturales también cierran sus puertas. Museos, teatros, cines, archivos…se suman a otros espacios públicos, como estadios o pabellones que quedan clausurados por orden de los ministerios de Sanidad de sus respectivos países. Se quiere evitar así el contacto entre posibles contagiados por el coronavirus con ciudadanos sanos y lograr cortar la expansión de esta epidemia.

Mapa de las exposiciones virtuales de China

En China, por ejemplo, los museos llevan más de un mes cerrados, sin visitantes que atraviesen sus puertas para descubrir in situ sus colecciones y exhibiciones. Pero esto no significa que los museos no puedan abrir, de forma virtual, aceptando a todo el público que quiera conocerlos al otro lado de la pantalla.

En este sentido, la National Cultural Heritage Administration de China ha decidido reforzar todos los servicios que ofrece digitalmente, en sus webs y en las redes sociales. De hecho, en una reunión especial en enero, la National Cultural Heritage Administration ha animado a las instituciones y museos de toda China a utilizar los recursos digitales existentes para mostrar exposiciones online. Así se podrá dotar a los ciudadanos de servicios online perfectamente seguros.

Tour virtual por la Ciudad Prohibida de Beijing

Decenas de instituciones culturales, como la Ciudad Prohibida de Beijing o el Sitio Cultural con el Mausoleo de Xian donde se conservan sus famosos guerreros permiten visitar de manera virtual sus rincones. Mientras, la National Cultural Heritage Administration ha colgado en su web un mapa de China con más de 100 exposiciones online de decenas de museos. Los contenidos están solamente en chino, lo que sugiere que se ha pensado como servicio a los ciudadanos locales.

Esta apuesta decidida por la digitalización como recurso para mantener las visitas todavía no se ha observado en otros países donde se ha clausurado el ingreso a sus museos por causa del coronavirus, como es el caso de Japón o Italia.

ACTUALIZACIÓN: Los museos italianos SÍ que han abierto sus puertas a través de las redes sociales: ENLACE

Los museos italianos abren en redes sociales frente al coronavirus

Tour virtual por el Mausoleo de los Guerreros de Xian

Museos digitales: abiertos las 24 horas

Hoy las nuevas tecnologías permiten que las instituciones abran las 24 horas, no hace falta que venga una situación de crisis para recordarlo. En tiempos en las que puede que los museos tengan que cerrar sus puertas durante un período de tiempo concreto, la cultura sigue abierta y accesible para todos a través de la pantalla.

Además de este episodio de afectación por el coronavirus, conviene recordar otros momentos de gravedad de los últimos años en torno al patrimonio; y cómo las nuevas tecnologías responden a las crisis. Por ejemplo, cuando la catedral de Notre Dame de París ardió, se perdieron evidentemente muchos elementos originales que serán irrecuperables, como la carpintería gótica de los tejados; pero existe una recreación digital de Notre Dame que permite recordar cómo era la catedral antes del incendio, obra de la productora de videojuegos Ubisoft, realizada para la edición de Assassin’s Creed Unity gracias a la que se puede recorrer el monumento virtualmente y de manera gratuita. Por otro lado, el Museu Nacional de Brasil de Río de Janeiro, asolado por las llamas, ha desaparecido por completo, ya que no había digitalización de los fondos. Incluso tuvo que hacer un llamamiento a los visitantes para pedirles fotografías de las obras. Es el mejor ejemplo para ilustrar la importancia de realizar una estrategia de memoria digital del museo.

El museo en la época de la reproductibilidad digital

En el caso de la falta de acceso físico al museo, tanto por desaparición de fondos, como por accidentes o por coyunturas extraordinarias que impiden su entrada, las instituciones que llegan mejor preparadas para volcar sus contenidos a internet son las que podrán continuar realizando su servicio a la sociedad. Por eso, es importante que los museos trabajen ya (si todavía no lo han hecho) en recopilar sus contenidos online, en abrirlos al público, en permitir el acceso de manera virtual a sus salas, en crear exposiciones online…Es parte de la función social del museo, de la relación necesaria entre la institución y la ciudadanía. También cuando hay una alerta sanitaria que no permite el acercamiento entre el museo y su público.

Copias 3D en diferentes fases del Museu Episcopal de Vic
Fotografía del blog de Cafès de Patrimoni

En los momentos más críticos es cuando se mide la calidad de las instituciones y su implantación dentro de la sociedad. ¿Están los museos a la altura de las circunstancias, valorando su presencia virtual, para seguir al servicio de la gente?

NOTA: Este es un artículo en el que se analiza únicamente qué hacen las instituciones culturales durante la crisis del coronavirus que afecta zonas de China, Italia y otros países. Por supuesto, deseo que este brote se controle cuanto antes y que se recupere la normalidad.


¿Quieres tener cada semana el último artículo de La Cultura Social en tu correo electrónico? Apúntate en este enlace: https://goo.gl/tiBvdM

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario