Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

Los historiadores del Arte se visibilizan en las RRSS

Los licenciados en Historia del Arte estamos condenados a recibir las mismas preguntas. Una de las más repetidas es la de “¿Tu título sirve algo más que para trabajar en un museo?”. Y sí, podemos dedicarnos a muchos oficios que tienen como objetivo mostrar el arte y el patrimonio, interpretarlo y destacar todos sus valores. En un mundo ideal un historiador del Arte se podría ocupar de muchos de los departamentos que conforman los museos, pero también podría trabajar en la enseñanza, como guía especialista en la difusión del patrimonio, sería una pieza importante en equipos de restauración de obras de arte y de rehabilitación de arquitectura, se destacaría como asesor de artista y comisario de exposiciones, etc. Sin embargo, los historiadores del Arte sufrimos continuamente la expulsión de aquellos lugares en los que deberíamos de estar trabajando por derecho y formación.

Todos los espacios relacionados en mayor o menor medida con el arte y el patrimonio están siendo ocupados y monopolizados por profesionales ajenos a la Historia del Arte. Esto se observa especialmente en el entorno de los monumentos y lugares patrimoniales. Aquí los guías turísticos se están imponiendo sobre el resto de profesionales, hasta el punto de denunciar a pequeños grupos que van acompañados de un experto en patrimonio que acompaña gentilmente a su familia o amigos por un monumento que conoce. Es más: ahora los monumentos sólo pueden ser explicados por guías, los cuales imponen sus criterios, que tienen que ver más con el dominio de idiomas que con una formación específica en arte y patrimonio.

Para combatir contra esta realidad, este 18 de abril, Día internacional de los Monumentos y Sitios, los historiadores del Arte tenemos que salir a la calle para reivindicar nuestro papel fundamental en la difusión del patrimonio histórico-artístico.

Para este día 18 de abril habrá una lectura de un manifiesto para defender la profesionalización de los historiadores del Arte, concentraciones delante de los monumentos y actividades culturales pensadas específicamente para estas fechas. Además hay una campaña en redes sociales que está activa desde hace varios días: quien quiera participar en ella tiene que hacerse un selfie delante de un bien patrimonial con el eslogan “Quiero que un historiador del arte me enseñe este monumento”, para lo que tienen preparados unos textos que se pueden descargar aquí. Las fotografías hay que etiquetarlas con #quieroqueunhistoriadordelartemeenseñelosmonumentos y mencionar al perfil de las redes sociales de Aproha, Seha Galicia o a cualquiera de las secciones autonómicas de Historia del Arte. De momento las instantáneas colgadas en Facebook e Instagram pasan del centenar. Incluso se ha recurrido al humor con montajes en los que iconos como la Gioconda, el Cristo de Durero o la Dama del Armiño participan también en esta iniciativa.

¡Reivindiquemos nuestra profesión de historiadores del Arte!

 

NOTA: Todas las imágenes del artículo proceden de los perfiles de las redes sociales de Aproha.

Deja un comentario