Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

La guerra de las imágenes: Pixelated Revolution de Rabih Mroué

El próximo 10 y 11 de marzo tendrá lugar en el Musac de León la VII edición de los Encuentros sobre Redes Sociales en Museos y Centros de Arte. En esta ocasión el tema central será el de la proliferación de datos que existe ahora con el uso continuado de las herramientas digitales. Se hablará de cómo se manipulan los datos, las oportunidades que ofrecen con el Big Data, los peligros, el apropiacionismo en la creatividad artística…

Que los creadores de arte contemporáneo utilizan todos los recursos de la vida cotidiana para materializar sus obras es un hecho indiscutible. Lo que el público general desconoce es que hay artistas que se están atreviendo con todas las herramientas de internet, redes sociales incluidas, para conseguir la creación de unas obras únicas, cargadas de significado.

Este es el caso del artista libanés Rabih Mroué que ha formado parte de la pasada exposición del Caixaforum Barcelona “H(a)unting images: anatomía de un disparo” a través de una actividad paralela. Se trataba de la performance Pixelated Revoltion en la que expone un discurso ilustrado por una serie de imágenes provenientes de la revolución de Siria contra Al Assad en 2011, una protesta civil que desembocó en una triste guerra civil que todavía dura hoy.

Rabih Mroué presentando The Pixelated Revolution, Staatstheater, Kassel, Documenta 13, June 7, 2012.Copyright: ATP/Ibraaz

Según explicó el autor, durante los meses que la oposición salió activamente por las calles de las principales de Siria, las redes sociales y los foros de internet tuvieron un papel protagonista en dos sentidos: por un lado, como amplificador necesario de las manifestaciones que se hacían contra el gobierno y de la dura represión de las fuerzas del orden contra los opositores; por otro, como un lugar para proporcionar información de cómo organizar una manifestación y cómo grabarla. Tomando este segundo punto, en los foros y en las redes sociales se explicitaba que no debían de aparecer las caras de los manifestantes, por lo que era mejor grabar desde atrás. Por eso los carteles y pancartas debían de tener mensajes visibles hacia atrás. También era importante que las imágenes estuvieran rodadas sin cortes, con sonido ambiente y que, en caso de que hubiera acciones represivas, se pudieran identificar los rostros de los agresores para desvincularlos de la organización de las protestas.

Rabih Mroué tomó los vídeos de los protestantes y analizó sus imágenes. Además comparó estas tomas con las de los medios oficiales de Al Assad, estableciendo las siguientes diferencias: la imagen televisada informativa se realiza con un equipo profesional, es ordenada, equilibrada, editada, sin zoom, se hace con la ayuda de un trípode; la imagen de los manifestantes se produce con una cámara de móvil en mano, es viva y temblorosa, usa zoom, se esconde de las fuerzas de seguridad. En ese momento de la guerra por la imagen, se produce el enfrentamiento visual del periodista que sostiene un discurso oficial contra el opositor que se expone con su cuerpo: la batalla del trípode contra el bípode. Nosotros, como espectadores, nos identificamos con el segundo, porque estamos en los ojos del cámara.

Copyright: Sfeir-Semler Gallery

En los vídeos estudiados el artista comprobó que los soldados, en el momento en que veían que estaban siendo grabados, reaccionaban de la manera más violenta: disparando contra el cámara. La cámara del móvil se asemeja al ojo o mejor, es el ojo el que se ha convertido en una prótesis óptica, porque el cámara no siente el peligro, se siente como dentro de una película. El cámara no huye cuando le apuntan con un arma, grita cuando le alcanza el disparo y cae derribado, con la visión de su cámara-ojo.

Es la guerra contra la imagen, contra las cámaras de los móviles. La revolución se hace tomando los materiales provenientes de las redes sociales, porque se hace con las imágenes.

Análisis de las imágenes fotograma a fotograma. Copyright: Art Exchange

Para conocer más ejemplos de la apropiación de imágenes para la creación, en las jornadas del Musac se ilustrará con más artistas que utilizan el material audiovisual tomado de archivos, internet en general y redes sociales en particular. Un evento imperdible para todo el que esté interesado en la producción y el consumo de productos audiovisuales.

Deja un comentario