La ciudad vive según la velocidad que imponen sus habitantes. Durante siglos, las urbes fueron lugares de poder, de representación política y el epicentro administrativo de un territorio. Con la llegada de la Revolución Industrial, parece que la ciudad introdujo en su interior un motor, porque se acelera su ritmo: va al compás de las fábricas y las oficinas, se nutre de los movimientos de los trabajadores y de la presencia de los nuevos medios de transporte.

Esta es la urbe que se retrata en la exposición del CaixaForum Barcelona Cámara y ciudad. La vida urbana en la fotografía y el cine. En esta muestra se seleccionan una serie de instantáneas de la colección del Centre Pompidou de París, cuya colección de arte contemporáneo también comprende una interesante antología de fotografía, a las que se le suman algunas imágenes de colecciones españolas, como las del Macba, el Arxiu Fotográfico de Barcelona, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o la propia de La Caixa.

El objetivo de Cámara y ciudad es el de presentar la ciudad desde el siglo XX hasta nuestros días en el bullicio de sus calles, como un escenario donde los habitantes se relacionan con su urbe de puertas hacia afuera. La exposición es una oda a la fotografía callejera, acompañada por fragmentos cinematográficos que encajan con la modernidad de la ciudad de la industrialización. Porque los inventos de la fotografía y el cine retratan como nunca los increíbles avances de la sociedad urbana en la que han nacido y a la que pertenecen.

André Kertész. París, en verano, una tarde de tormenta 1925.
Centre Pompidou, Paris, Musee national d’art moderne – Centre de creation industrielle
© RMN-GP © Centre Pompidou, MNAM-CCI/Philippe Migeat/Dist. RMN-GP.

En Cámara y ciudad. La vida urbana en la fotografía y el cine del CaixaForum de Barcelona se recorre las grandes urbes occidentales a través de las décadas, con instantáneas de reconocidos fotógrafos. Y la pude disfrutar gracias a una nueva visita privada para prescriptores culturales.

La fotografía de Brassaï en la Fundación Mapfre de Barcelona

Se comienza después de la Primera Guerra Mundial: el conflicto bélico deja un mundo nuevo, deseoso de recuperarse de las heridas. La ciudad se convierte en el centro de la economía y atrae a más personas movidas por las oportunidades de futuro. Los años veinte del siglo pasado son los de la ciudad vertical, donde los rascacielos se suman a las grandes torres de comunicación que ya se elevaban con sus gigantescas estructuras caladas de hierro. Aquí nos encontramos con la admiración a la Torre Eyffel en París, que se retrata desde lo alto hacia abajo y viceversa: esta perspectiva es propia de estos años, como demostraba Berenice Abbot cuando fotografiaba los rascacielos de Nueva York. En Barcelona, Gabriel Casas hace lo propio con la antena del Tibidabo. Mientras, la gente puebla todos los lugares de la ciudad, incluso cuando esta duerme. Brassaï se pasea por el París noctámbulo, fotografiando a la gente que vive en los parques y las calles.

Berenice Abbott, mucho más que la fotógrafa de Nueva York

En este paseo por el siglo XX la Segunda Guerra Mundial marca un antes y después. En la exposición de Cámara y ciudad, el CaixaForum recurre a las colecciones locales para centrarse en la España en los convulsos años 30: se observa el bullicio de la República en las calles, materializándose las ideas políticas en los apoyos ciudadanos; pero también aparecen los enfrentamientos de la Guerra Civil con sus trincheras. Aquí Agustí Centelles está muy bien representado con sus icónicas imágenes.

Pérez de Rozas. Recogida de colchones para los refugiados 20 de octubre de 1936.
Arxiu Fotogràfic de Barcelona, Ajuntament de Barcelona.

Las instantáneas de la Guerra Civil se llevaban a la prensa, para ilustrar las noticias. Y en Cámara y ciudad se ha montado un quiosco donde se exponen ejemplares de periódicos que llevan el día a día de la guerra.

La ciudad de la posguerra se restablece poco a poco. A una serie de personas le toca seguir sobreviviendo en su día a día, como las prostitutas del barrio Chino de Barcelona, retratadas en secreto por Joan Colom. Otras en situación de marginalización aparecen visibilizadas por las cámaras, también necesitadas de derechos, como sucede con las personas desfavorecidas de las instantáneas de Diane Arbus.

Diane Arbus. Pareja de adolescentes en la calle Hudson, N.Y.C. 1963.
Centre Pompidou, Paris, Musee national d’art moderne – Centre de creation industrielle
© The Estate of Diane Arbus.

Por supuesto, la ciudadanía se organiza para luchar contra lo que ve que son injusticias. La fotografía documenta las manifestaciones pacíficas en contra de la Guerra de Vietnam, los conflictos callejeros del mayo del 68, las protestas políticas en lugares como Israel o Vietnam. Para España se exponen en Cámara y ciudad las fotos del entierro de las víctimas de los asesinatos de los abogados laboralista de Atocha de 1977, el vídeo de las Jornadas Libertarias de Barcelona de 1977 o las primeras manifestaciones de los derechos de las mujeres, documentadas por Pilar Aymerich.

¡Feminismos! Una nueva lectura de género en el CCCB

Estas instantáneas de protesta nos llevan a las siguientes secciones de Cámara y ciudad. En ellas se aborda la nueva escala humana de la ciudad: ya no hay necesidad de una urbe vertical, se desea una ciudad horizontal, tanto en lo arquitectónico como en la relación con las administraciones. Hay reivindicación de mejora de servicios, de la gestión adecuada de los espacios comunes, de la necesidad de zonas verdes. Todo lo recogen las cámaras. Además, en los últimos años las urbes se debaten entre el ritmo local y la pertenencia a un mundo globalizado: los desperdicios que tiran los vecinos vienen de productos realizados a miles de quilómetros y es probable que las basuras sean igual de viajeras, como denuncia la fotografía de Viktoria Binschtok.

Hannah Collins. Historias verdaderas I 1998. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia. Archivo fotográfico Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia, Madrid
© Hannah Collins, VEGAP, Barcelona, 2019.

La exposición Cámara y ciudad es interesante por su valor documental, ya que ofrece una clase de historia social. Desde mi punto de vista hay demasiado número de fotografías, por lo que recomiendo ver la exposición en dos jornadas si se quiere apreciar cada una de las instantáneas y vídeos.

Abbas. Militantes armados ante la embajada de los Estados Unidos en Teherán durante la toma de rehenes iniciada el 4 de noviembre de 1979 1979.
Centre Pompidou, Paris, Musee national d’art moderne – Centre de creation industrielle
© Abbas/Magnum Photos/Contacto © Centre Pompidou, MNAM-CCI/Bertrand Prevost/Dist. RMN-GP.

En resumen, la muestra Cámara y ciudad del CaixaForum Barcelona establece un viaje por un siglo de ciudad occidental a través de la mirada del objetivo de la cámara fotográfica y cinematográfica de autores excepcionales. La modernidad constante de la ciudad que aparece reflejada en la tecnología audiovisual del momento.


Cámara y ciudad. La vida urbana en la fotografía y el cine del CaixaForum de Barcelona. Hasta el 8 de marzo de 2020


¿Quieres tener cada semana el último artículo de La Cultura Social en tu email? Apúntate en este enlace: https://goo.gl/tiBvdM

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario