Quien haya tenido acceso a una pantalla en los últimos días habrá visto el meme de Bernie Sanders. La foto del senador demócrata -y en su día candidato a ser el líder del Partido Republicano para optar a la presidencia del la Casa Blanca- dio la vuelta al mundo.

La instantánea original se produjo en la toma de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden. La necesaria distancia de seguridad de los presentes y el frío habitual de una jornada de enero en Washington mostraron al veterano Sanders aislado y bien protegido con una chaqueta deportiva y unas manoplas de colores tejidas a mano. Un fotógrafo de la agencia AFP lo retrató en un curioso gesto, algunos dicen de espera, otros de recogimiento, mientras combatía las bajas temperaturas con su cruce de brazos.

Pues bien, como ya hemos comprobado, esa imagen se hizo viral. Por encima de cualquier otro momento de las sesiones históricas de la jura del cargo del presidente estadounidense, como podrían ser las actuaciones de Lady Gaga o de Jennifer López.

Meme de Bernie Sanders de las National Gallery de Scotland
Meme de Bernie Sanders de las National Gallery de Scotland

El meme de Sanders se viraliza: meme marketing

Las rápidas y lúcidas mentes de internet lograron transformar la fotografía de Sanders en un meme. Dejaron al senador sentado en su silla y lo colocaron en los lugares más insospechados (y reconocibles): la cabina del Halcón Milenario, tras el personaje de Demi Moore en Gosth en la escena del trabajo con barro, acompañando a Forrest Gump en su banco, en el Trono de hierro de Juego de Tronos

Las marcas hicieron lo propio con Bernie Sanders. Lo ubicaron en tiendas, oficinas, comentaron su vestuario o la silla sobre la que estabaTodo con el objetivo de que las empresas y sus productos se introduzcan en la conversación del momento, que sean también protagonistas creativas en el meme que más circula por las pantallas desde hace casi una semana.

Aquí se han cruzado dos estrategias diferentes del marketing de contenidos. Por un lado, la newsjacking, que consiste en tomar los temas de actualidad más compartidos y crear contenidos originales relacionados con estas noticias, para exponer la marca de forma natural. Por otro, es un ejemplo claro de meme marketing, una creación de contenidos realizados a partir de imágenes reconocibles y fáciles de viralizar, también con el objetivo de mostrar marcas y empresas de manera sencilla y valiéndose del humor.

Bernie Sanders con el ajedrez de los National Museums of Scotland
Bernie Sanders con el ajedrez de los National Museums of Scotland

El meme de Bernie Sanders llega al museo

Como no, muchos museos se sumaron a la reproducción de la imagen de Bernie Sanders con memes propios, a partir de la misma idea: la de sentar al bueno del senador en otro lugar diferente al original.

Bernie Sanders meme Royal Academy
Bernie Sanders en la Royal Academy

Los primeros en crear un meme de Sanders fueron los museos anglosajones, especialmente en Escocia. Poco a poco, el resto del mundo cultural de los demás países se sumaron a la idea. Así, en España lugares como la Casa Vicens de Barcelona, el Museu de Guissona, el Museo de Arte Africano Arellano Alonso de Valladolid, el Museo Helga de Alvear o la Biblioteca de la Universidade de Santiago “invitaron” a Bernie a visitar sus instituciones, museos y monumentos.

Meme Bernie Sanders Casa Vicens
Meme de Bernie Sanders en la Casa Vicens

Este tipo de memes virales, relativamente fáciles de crear, sitúan a las instituciones culturales en la conversación en redes sociales. Porque los memes son un artefacto cultural que es muy fácil de compartir en nuestra era digital.

Por otro lado, presentan una imagen moderna y dinámica del museo. Le quitan ese aspecto de institución aburrida y decimonónica, que asusta a los más jóvenes, para ofrecer una apariencia actual, contemporánea, que presta atención a las noticias del momento. En resumen, la de una institución que, a pesar de su relación con unas estructuras seculares está en el presente, en el hoy.

Meme del Museo Africano Arellano Alonso de Valladolid
Meme del Museo Africano Arellano Alonso de Valladolid

Además, como el caso del de Bernie Sanders, permite tal adaptabilidad que puede ser usado para mostrar el monumento, los horarios, sus espacios más destacados…

En definitiva, los memes virales pertenecen a las estrategias comunes de marketing de contenidos. ¿Por qué no van a utilizarlos también los museos e instituciones culturales para llegar a más seguidores digitales?

El #DollyPartonChallenge en los museos

Museos y #TenYearChallenge

#CuatroCaras para el mundo desde el Museo de Antequera

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario