La cultura no para en tiempos de COVID-19. Insituciones, comunicadores y otros agentes estamos estos días participando en el #TwitterCultural.

Y es que, gracias a las redes sociales se pueden realizar todas estas actividades:

  • Leer

Más que en otro momento, Twitter se ha llenado de hilos interesantes, de recomendaciones para releer hilos pasados o excelentes artículos que nunca pasan de moda, como los de Woman Art House. Incluso hemos visto lecturas en vivo, por ejemplo los cinco días en los que la escritora Espido Freire leyó fragmentos de La Peste de Albert Camus con su comentario posterior. Ahora ha iniciado la lectura comentada de La Dama de Shalott, el poema de Lord Alfred Tennyson.

  • Estudiar y aprender

Las instituciones culturales han explicado que en sus webs hay material educativo dirigido a los más pequeños de la casa, que deben seguir con su formación, como el Museo del Prado con publicaciones acompañadas de la etiqueta #PradoEducación. Por supuesto, no se olvidan de incluir unas dosis de creatividad, como sucede con el material de «Miró en Joc» de la Fundació Joan Miró de Barcelona.

Quiero destacar el concurso que promovió la Viquipèdia hasta el 27 de marzo. Con su proyecto #Quarentena se invitaba a los usuarios que mejoraran los artículos relacionados con enfermedades infecciosas y virus, en entradas englobadas en categorías como “Virus y enfermedades infecciosas en la cultura popular” o “Pandemia por COVID-19”.

Por último, se debe reseñar el Congreso Virtual con el título de La Historia del Arte explica la vida en tiempos de crisis. En su primera y segunda edición han pasado varios profesores universitarios que han mostrado cómo en los momentos más críticos de la Historia ha habido un arte muy representativo y de enorme calidad.

Un fragmento de la actividad «Miró en juego»
  • Escribir un diario

El Macba de Barcelona ha creado un diario de confinamiento. «Los y las artistas de la colección MACBA nos ofrecen vivencias de distanciamiento del mundo y obras que llevan implícita una propuesta de acción», explican en la web. Cada día de confinamiento se ilustra con obras de artistas contemporáneos, que se han anticipado a nuestras sensaciones a lo largo de esta temporada en la que nos quedamos en casa.

Diario del confinamiento del Macba
  • Hacer vídeos

Hay una proliferación de directos en Instagram y Youtube en los que se explica y comenta arte y cultura. Hay voces frecuentes como El Barroquista, Sara Rubayo o Antigua Roma en un día, pero hay que sumar más gente interesante como Fernandosam92 en Instagram.

  • Jugar

¡Que el Covid19 no pare tus ganas de diversión cultural! En la Casa Vicens se han esforzado para regalarnos una nueva edición de Pasapalabra #QuédateEnCasaVicens desde su perfil de Instagram. El Palau de la Música Catalana también ha comenzado un #TrivialDelPalau en sus Stories de Instagram. Muchos museos catalanes se han unido para crear el “Museum Quiz A Casa” en el que competir con otros usuarios para comprobar cuánto conocemos esas instituciones.

Pasapalabra de Casa Vicens
  • Apuntarse a un reto viral

¿Cuál es la pieza más antigua del museo? ¿Qué mentira se ha colado entre estas cinco afirmaciones? ¿Cuál es la fotografía más antigua de la institución, como ha propuesto el Museu de Guissona, llegando su cadena de participación a museos portugueses? ¿Sabrías a qué obras de arte se corresponden estos emoticonos? ¡Hay múltiples retos que se van sucediendo en cadena por las redes!

  • Ver vídeos

El CCCB nos recuerda que existe un enorme archivo con contenido multimedia a nuestra disposición. Conferencias, las creatividades de Soy Cámara, diálogos y debates entre grandes intelectuales del presente para entender nuestra sociedad…¿con qué te quedas?.

También cabe mencionar los vídeos de las instituciones que van apareciendo estos días, tanto los que recuerdan actividades pasadas, comentarios de obras, como los que se han hecho nuevos para la ocasión. Así, en el Museo de Arte Africano Arellano Alonso de la Universidad de Valladolid, un nuevo personaje del museo, el virus Covi, nos muestra los tesoros de esta institución castellana.

  • Pasear (virtualmente)

Se han mencionado estas semanas centenares de museos por todo el mundo que mantienen colgadas sus exposiciones de manera virtual, al igual que dejan accesibles sus salas de manera online. Así que todavía es posible introducirse por el universo del arte desde nuestros hogares.

Los museos ante el cierre por coronavirus

  • Dibujar y recortar

El dibujo es una parte esencial de la creatividad humana. Hay numerosas iniciativas para sacar nuestro artista interior, como la del Museo de Cádiz que nos invita a realizar la versión de su Hércules Gaditano; o la del Museo de Bellas Artes de Sevilla, que nos pide que hagamos dibujos de las obras del museo para que luego los niños puedan colorearlas; o la de La Cámara del Arte, que han puesto a disposición de todos unas plantillas a las que sólo hay que añadir el color según los números que se indican en la ficha. Por su parte, el Museu Nacional Arqueològic de Tarragona nos regala una plantilla para recortar y montar una muñeca de marfil.

Uno de los dibujos que ofrece La Cámara del Arte
  • Conversar

Los museos y las instituciones han creado una serie de etiquetas sociales para canalizar las intervenciones propias y ajenas en estos días de cierre físico y apertura en redes sociales. Porque los museos siguen abiertos, pero en casa.

También puedes dialogar con personajes tan interesantes como la querida Lucy del Museo de la Evolución Humana de Burgos. Porque hay mucho que aprender de una Australopithecus afarensis con más de 3 millones de años.

Por otro lado, las catedrales han iniciado un diálogo entre ellas para mostrar sus tesoros. Cada catedral propone a los demás templos un tema acompañado de la etiqueta #QuedARTEencasa, como puede ser: órganos, descubrimientos recientes, criptas y demás aspectos que hablan de su importante patrimonio religioso.

  • Escuchar música

Muchas de las instituciones recuerdan que están presentes en Spotify, con muchas y muy interesantes listas musicales, como la del CCCB, el Museo de la Alhambra o la Fundación Mapfre. En días en los que no se pueden celebrar eventos, estas listas han puesto la música que debía haber sonado en las salas, como ha hecho el Museu de la Música de Barcelona. También otras instituciones muy relacionadas con la música, como el Palau de la Música Catalana, nos han regalado conciertos a través de las redes sociales.

Cómo usar Spotify en el museo

  • Fotografiar

Hay algunas iniciativas que tratan de explicar mediante instantáneas qué sucede en estos tiempos de confinamiento, tanto dentro de las casas como fuera de ella para cumplir con las actividades imprescindibles. Es lo que han hecho ocho fotógrafos profesionales que han unido sus objetivos en la cuenta de Instagram Covidphotodiaries.

Detalle del perfil de Instagram de Covidphotodiaries
  • Participar con tu imaginación

Aquí se unen reto, fotografía e imaginación. Desde Holanda se ha creado la etiqueta #tussenkunstenquarantaine o #artathomechallenge: hay que recrear las obras de los museos con los elementos que tenemos en casa. ¡Está siendo muy sorprendente!

Un ejemplo de #tussenkunstenquarantaine
  • Acordarse de los que faltan

Como afirmó Montaña Hurtado al principio de este confinamiento, hay museos que no podrán estar tan presentes en este mundo online que nos toca disfrutar. Son museos más pequeños, con menos recursos, que no han abierto una ventana a las exposiciones virtuales o las redes sociales. Para todos esos museos Clara Merín ha ideado la etiqueta #YoTambiénSoyMuseo y Elena M. Pascual ha pensado el hashtag #MuseosQueExisten. ¡Utilizadlas para hablar de las instituciones que nos faltan en estos días y que no tienen otra manera de estar presentes con nosotros!

  • Ser solidario

Los museos e instituciones culturales han colaborado en la medida de lo posible con el personal sanitario de hospitales, centros de salud y residencias. Los restauradores, tanto de escuelas de restauración como de los equipos de conservación de los museos han donado su material de protección (batas y mascarillas) y los productos químicos necesarios para frenar la expansión del coronavirus.

Aquellos que disponen de equipos de impresión en 3D para recrear elementos patrimoniales, como en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando han puesto a funcionar sus máquinas para que de ellas salgan accesorios de protección para el personal sanitario.

Esperemos que pronto podamos abrazarnos y adentrarnos físicamente en el mundo de la cultura fuera de nuestras casas. Mientras tanto, recordemos las palabras de Eike Schmidt, director de la Galleria degli Uffizi: “Evitemos todo contagio excepto el de la belleza”

¡Ánimo a todxs!


¿Quieres tener cada semana el último artículo de La Cultura Social en tu correo electrónico? Apúntate en este enlace: https://goo.gl/tiBvdM

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario