Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

La reconstrucción de Notre Dame: consolidación y concursos seis meses después del incendio

15 de abril de 2019: los andamios instalados para la restauración de Notre Dame arden, provocando un incendio que afectó a las cubiertas de la catedral y parte de las torres. Los daños más visibles son el derribo de la icónica aguja diseñada en el siglo XIX por Violet Le Duc, una de las obras cumbres de la arquitectura del neogótico, y todo lo que se ha llevado por delante este elemento arquitectónico.

El incendio de Notre Dame.
Foto de Wandrille de Préville de la Wikipedia

Seis meses después, la catedral de París sigue dando noticias. De momento, se está trabajando en la consolidación de las estructuras en un ambiente tóxico en el que todavía flotan partículas de plomo que conformaban por toneladas la aguja. Esto hace que las intervenciones sean mucho más lentas de lo que esperaban las autoridades. Quizá no se terminen las obras para la celebración de los Juegos Olímpicos de París 2024, como se deseaba.

También en esta semana hemos conocido otra novedad respecto a Notre Dame. Hemos visto en Variety que el suceso del incendio se reflejará en una miniserie que tomará a la prestigiosa Chernobyl como modelo. De momento sólo sabemos que será una producción con ambición internacional en cuyo guión se reflejarán las visiones de varios profesionales implicados en la destrucción y salvación del templo gótico de París.

La verdad sobre el concurso de la reconstrucción de Notre Dame

Cuando se produjo el lamentable incendio de Notre Dame, el presidente de Francia, Enmanuel Macron intentó levantar los ánimos de sus compatriotas -y de paso subir puntos en su liderazgo- asegurando que la catedral se reconstruiría en cinco años. Para lograrlo, el 17 de abril, dos días después del desastre, el gobierno francés, tras una reunión de urgencia, comunicó que habría que convocar un concurso internacional “para dotar a Notre-Dame de una nueva aguja adaptada a las técnicas y a los desafíos de nuestra época”. Había que llevar la resolución del consejo de ministros al Senado de Francia.

Pero en mayo la cámara francesa votó en contra de cualquier concurso internacional: Notre Dame tenía que ser restaurada en el estado que se encontraba antes del incendio.

Sin embargo, horas después de que las llamas afectaran a Notre Dame, y con los deseos de reconstrucción del gobierno de Macron, aparecieron proyectos de arquitectos. Y, cómo no, multitud de concursos.

Proyecto del estudio arquitectónico Fuskas

Los certámenes tenían varios aspectos en común: venían de páginas web de arquitectura, hablaban con grandes palabras de “proyecto de restauración de Notre Dame” y no avisaban en ningún lugar de que no contaban con ningún soporte oficial (o lo mantenían bien escondido). Porque no había ningún organismo del gobierno de Francia detrás de estos concursos ya que, como hemos visto, el Senado francés tumbó la idea de la reconstrucción.

Lo que sí sucedió, especialmente durante los meses de verano, en los que escasean noticias, fue que algunos medios de comunicación se hicieron eco, pensando que se trataban de concursos de verdad. Y ahora, ya entrados en el otoño, hay algunos periodistas que siguen picando.

El estado actual de Notre Dame de París

La realidad actual de Notre Dame es la siguiente: se van consolidando poco a poco las estructuras y retirando los materiales de la aguja neogótica, mientras se toman todas las medidas para proteger a los trabajadores de la toxicidad del plomo. Esta necesaria lentitud ha hecho entender a profesionales y legos en la materia que los tiempos para la intervención necesitan muchos meses.

Según se avanzaba esta semana, hasta finales de 2020 no habrá un diagnóstico completo por parte de los arquitectos. A partir de aquí, habrá que decidir qué necesita Notre Dame y cómo se aborda la reconstrucción.

Notre Dame en junio de 2019.
Foto de Thesupermat en la Wikipedia

Para entonces, en el año 2021, puede que sí que se convoque un auténtico concurso oficial con unas normas de participación claras. Probablemente, con peticiones conservadoras en las intervenciones estéticas.

Mientras tanto, tenemos que conformarnos con ver Notre Dame en recreaciones virtuales. Por ejemplo, la que hizo Ubisoft para el juego Assassin’s Creed Unity. La productora de videojuegos ha recopilado su material y lo ha puesto en abierto: cualquiera podrá darse un paseo virtual por Notre Dame a través de su pantalla, esperando a poder hacerlo de verdad en la catedral de París.

A Unique Journey to Notre-Dame de Paris: 360° extract from Ubisoft’s VR experience
Vídeo en el canal de Youtube de Ubisoft

Deja un comentario