La exposición Almacén. El lugar de los invisibles del Museo Nacional de Escultura de Valladolid ha sido una de las grandes muestras de 2019. Esta afirmación responde a las críticas favorables de la prensa especializada, pero también al amplio número de visitantes, más de 42.000 hasta ahora, que han valorado muy positivamente esta exposición.

Hasta el 19 de enero todavía tenemos la oportunidad de recorrer las salas de la institución vallisoletana y admirar las casi 300 piezas expuestas. Se trata de esculturas y objetos artísticos que el museo alberga permanentemente en sus depósitos y que estaban inéditas, para deleite del público que podrá verlas por vez primera, formando parte de un espectacular montaje.

San Juan Evangelista
Fotografía cedida por el Museo Nacional de Escultura

Uno de los aspectos más interesantes de la exposición Almacén ha sido recuperar la visibilidad de las esculturas más allá de su calidad estética y su contexto, sino como objetos desnudos, como puras imágenes talladas en madera. Sólo así podemos encontrarnos cara a cara con las singularidades de cada pieza, incluso en aquellos de sus puntos que nunca fueron realizados para su contemplación, como son los reversos de las esculturas de altorrelieve de los retablos.

A mediados de diciembre de 2019, el Museo Nacional de Escultura creó la iniciativa de “Libera una escultura”. Invita a los espectadores a elegir una de las obras que integran la exposición Almacén. El lugar de los invisibles para que formen parte de la colección permanente tras la clausura de la muestra. La más votada tendrá la suerte de compartir el itinerario expositivo con las esculturas de Gregorio Fernández, Juan de Juni o Alonso Berruguete.

“La iniciativa surgió a instancias de la entusiasta actitud de los visitantes durante el transcurso de la exhibición, quienes insisten a diario en conservar visibles las obras almacenadas”, comentan desde el Departamento de Comunicación del Museo Nacional de Escultura de Valladolid. “El museo ha pretendido con este gesto simbólico responder a la generosidad mostrada por los miles de visitantes, en agradecimiento a su implicación emocional y como una forma de mostrar su alianza con la sociedad”.

Virgen de la Soledad
Fotografía cedida por el Museo Nacional de Escultura

El público puede participar a través de las RRSS inidicando el nombre o la imagen de la pieza escogida acompañada de la etiqueta #LiberaUnaEscultura. También se puede hacer de forma presencial al final de la visita a la exposición: allí hay un panel colaborativo en la pared para pegar un post-it donde se ha escrito el nombre de la escultura. “Para el panel de participación nos hemos inspirado en otro similar que se colocó para la exposición Esto me trae aquí. Ricardo de Orueta (1868-1939). En el frente del arte, en el que podías dejarle tu mensaje al que fuera Director General de Bellas Artes”, apuntan desde el Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

Pared de participación en #LiberaUnaEscultura
Fotografía cedida por el Museo Nacional de Escultura

#LiberaUnaEscultura está recibiendo una calurosa acogida por parte del público. Según explican desde el Museo Nacional de Escultura, una primera aproximación coloca como las más votadas a estas tres obras. Por un lado, la Virgen de la Soledad, una imagen vestidera que muestra su intimidad como escultura-bastidor, esperando las vestimentas y joyas que requeriría su exhibición pública como obra devocional. En segundo lugar, una obra atribuida a Francisco Salzillo, el San Félix de Valois, está llamando la atención del público. Por último, la tercera de las piezas más solicitadas es el San Juan Evangelista, testimonio de los episodios iconoclastas de la Guerra Civil, que mantiene en su garganta los hachazos de los agresores.

En definitiva, la iniciativa #LiberaUnaEscultura del Museo Nacional de Escultura de Valladolid quiere agradecer la acogida de la exposición Almacén. Pero también, en palabras del Departamento de Comunicación, “invita a construir conjuntamente el museo y fomentar la participación de la sociedad en la toma de decisiones en instituciones públicas”.

San Félix de Valois
Fotografía cedida por el Museo Nacional de Escultura

Hasta el 19 de enero se podrá participar en la selección de la pieza de Almacén a través de #LiberaUnaEscultura. La obra escogida se ubicará en la sala más idónea antes de Semana Santa, para que se recuerde la fascinante exposición y la extraordinaria iniciativa que permitió sacarla del depósito del Museo Nacional de Escultura.


¿Quieres tener cada semana el último artículo de La Cultura Social en tu email? Apúntate en este enlace: https://goo.gl/tiBvdM

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario