Si estáis al día de lo que sucede en las redes sociales, ya habréis conocido el nuevo reto viral: el #DollyPartonChallenge. En él se presenta una imagen con cuatro fotografías personales. Cada una sigue el estilo que se le asocia a las instantáneas que se cuelgan en cuatro redes sociales diferentes: Linkedin, Facebook, Instagram y Tinder. O, lo que es lo mismo, una variada presentación de cada perfil con imágenes que van de lo serio y profesional de Linkedin a lo más picante de Tinder, pasando por la familiaridad de Facebook o lo fardón de Instagram.

El origen de este reto viral está, como no, en la cantante country Dolly Parton. El 22 de enero publicó en su perfil de Twitter e Instagram una imagen donde se condensaban cuatro fotografías históricas suyas, siguiendo el esquema que he indicado antes. Acompañó la publicación del texto “Get you a woman who can do it all”.

El #DollyPartonChallenge del Museo d’Orsay

La intérprete no lo sabía, pero estaba iniciando el último reto viral de las redes sociales. Los famosos estadounidenses se apuntaron y seleccionaron sus fotografías, etiquetando el montaje como #DollyPartonChallenge. Los miles de seguidores en redes de las celebridades multiplicaron el reto hasta convertirlo en global y hacer que también los perfiles anónimos se sumaran a la iniciativa.

Por supuesto, también llegó al mundo de los museos. He podido detectar que el primer museo en etiquetar el #DollyPartonChallenge ha sido el Independence Seaport Museum de Philadelphia, con una selección de fotos del Almirante George Dewey. A pocos minutos le siguió otro museo local, el Transcona Museum de Winipeg, en Canadá, con un extraño flamenco de peluche.

Con el paso de las horas el fenómeno de #DollyPartonChallenge fue replicado por grandes museos, como el Museum of Fine Arts de Boston o el The Davis Museum, también en Massachusetts. Y de ahí se extendió más allá de Norteamérica, fundamentalmente a partir del 24 de enero.

Gracias a iniciativas como #DollyPartonChallenge o la #TenYearsChallenge del año pasado hacen que los museos exploten su creatividad, ya que tienen que buscar entre sus archivos las mejores fotos para responder al reto. Además, es una manera excelente para conectar con otros públicos a los que el museo no llega de forma habitual. Así se les puede demostrar que las instituciones culturales pueden ser tan divertidas como interesantes.

Museos y #TenYearChallenge

Cabe destacar que el profesional de la comunicación cultural Dani Zapater ha creado una variante del reto desde Barcelona: ha conseguido llamarla #CuatroRedes y ha implicado a varios museos e instituciones culturales de la ciudad condal, que han añadido esta etiqueta a la de #DollyPartonChallenge.

El #DollyPartonChallenge del Museu de la Música de Barcelona

También hay que mencionar que no sólo los museos están participando en el #DollyPartonChallenge. También perfiles como Bernini o Lu Ricone han realizado su aportación de arte.

En resumen, los museos tienen mucho que decir cada vez que aparece un reto viral. Porque están llenos de posibilidades para comunicar todo el arte que atesoran y asombrar a todos los públicos.

¿Cuál será el siguiente reto viral?


¿Quieres tener cada semana el último artículo de La Cultura Social en tu correo electrónico? Apúntate en este enlace: https://goo.gl/tiBvdM

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario