Skip to content
Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

El Bicentenario del Museo del Prado en tres obras audiovisuales para la televisión

El 9 de noviembre el Museo del Prado cumplió 200 años. Con motivo del Bicentenario algunos canales de televisión han creado programas en los que explican la pinacoteca a los espectadores del otro lado de las pantallas.

Hay que recordar que, a comienzos de la temporada, el Archivo de Radio Televisión Española ya había editado una página web con motivo del aniversario de la principal pinacoteca de España. En ella se recopila todo el material audiovisual que conserva el ente público sobre el Museo del Prado.

El Museo del Prado en el Archivo de Radio Televisión Española

Contenidos de este artículo:

1. La Visita de Telemadrid: Slow Tv al servicio del arte
2. 200 de Televisión Española
3. Prado abierto de La Sexta

Ahora vamos a ver los tres programas de televisión que se han volcado en el Bicentenario.

La Visita de Telemadrid: Slow Tv al servicio del arte

La productora Factoría Plural se encarga de realizar un trabajo en el formato conocido como Slow TV: no hay presentador, ni voz en off, sólo hay imagen. El formato es profundamente visual, directo, crudo. Se utiliza generalmente para exponer durante horas la visión de una chimenea o una pecera, con el ligero movimiento de las llamas y los peces, respectivamente; o para exponer el recorrido de buses y trenes grabado con una cámara colocada de forma fija.

Fotograma de La Visita

En La Visita una cámara de alta resolución parte del exterior del Museo del Prado y se adentra por las salas de la institución madrileña. Nos encontramos en lo que podría ser una visita habitual, de casi 3 horas, donde nos mezclamos con el público, los guías o el personal de sala.

La Visita selecciona 50 obras del museo. En la pantalla se sobreimpresiona la información de cada pieza, con zooms preparados para distinguir algunos aspectos de los cuadros. Y entre obra y obra, nos trasladamos hacia un nuevo lugar, sin cortes en el metraje y con sonido ambiente.

En paralelo, la emisión en directo en Telemadrid se podía combinar con la consulta de las publicaciones en Twitter. Es una excelente forma de entender el contenido transmedia, combinando diversas plataformas audiovisuales. También existe una versión audio y un interactivo en la que se repite el itinerario de visita, con ligeras pinceladas que ofrecen información de cada pieza.

  • Lo mejor de La Visita: formato innovador, contenido transmedia pensado para consumir en Twitter mientras se ve la televisión.
  • Lo peor de La Visita: sonido sucio, poca capacidad de atracción, duración excesiva si se piensa consumir entero.

Enlace para ver La Visita: http://www.telemadrid.es/lavisita/

Web de La Visita

200 de Televisión Española

200 engloba 4 capítulos donde se habla del Museo del Prado (cuando escribo este artículo sólo se han emitido dos) agrupados en ciertas temáticas: hemos visto el Museo del gusto Real y el Museo de los pintores. Cada uno dura unos 55 minutos, de los que, desde mi punto de vista, sobra media hora de metraje. Hay una historia de fantasía en paralelo a la grabación del programa en el museo. Cuando dicen “¡Corten!” vemos cómo se hace un documental de estas características con todo su equipo, mientras solo Ramon Gener escucha los cuadros que hablan, responde a los diálogos de personajes enfrentados u oye una música misteriosa. A Ramon Gener, tan protagonista como el Museo del Prado, se le revela una misión secreta que sólo él puede lograr siguiendo unas pistas.

Ahora bien, esta es una buena manera de introducir el Museo del Prado a los niños. Pero quizá a los adultos, y a los que nos dedicamos al arte, 200 nos decepciona. Porque es excelente la parte de las explicaciones serias, de los montajes para entender quién es quién en los cuadros, de los mapas que ayudan a comprender cómo se forma la colección. Pero, insisto, este metraje es menos de la mitad del programa.

Fotograma de 200

Ramon Gener es la cara visible de este proyecto en el que vuelve a adentrarse en el mundo del arte. El divulgador cultural había comenzado con Ópera en Texans en TV3, maravillándonos con su manera de transmitir la ópera. El formato del programa continuó en la Televisión Española casi íntegro en This is Ópera. El éxito de la divulgación musical lo llevó a implicarse en comunicar al gran público el arte en This is Art: un programa que no ha conseguido convencer a los amantes del arte, ganándose muchas críticas negativas. Y estos errores vuelven a 200.

  • Lo mejor de 200 de Televisión Española: la calidad de la producción, la participación del público ante las obras, la originalidad al contar algunos aspectos, la capacidad de sacar las reproducciones de las obras de su contexto y llevarlas a otros lugares, los montajes audiovisuales, la búsqueda de la emoción en el espectador de forma directa.
  • Lo peor: sobran minutos en los que no se habla de arte, el exceso de protagonismo del presentador, la historia de los fantasmas y la magia en el museo está muy vista, exceso de infantilismo con personajes hablando desde los cuadros o encarnándose en personajes de carne y hueso.

Enlace a 200: http://www.rtve.es/alacarta/videos/200-una-noche-en-el-prado/

Fotograma de 200

Prado abierto de La Sexta

La noche del 19 de noviembre la Sexta sorprendió a todos con un programa cultural en prime time: Prado abierto. Se trata de un documental en el que aparecen todos los actores que forman parte del día a día del Museo del Prado.

El museo es un ente lleno de vitalidad y por sus paredes y alrededores pasan todos los actores que hacen que la institución funcione: desde el público hasta los profesionales de dentro y fuera del Prado. Para subrayar esta vida se recurre a un montaje muy rápido, de planos muy cortos, a la participación de una cincuentena de protagonistas, a una selección musical de éxitos del pop y rock contemporáneo y a un sonido cuidado que ayuda a crear efectos subjetivos (como cuando nos metemos en los auriculares de un visitante). Por cierto, la selección musical, con grandes temas de las últimas décadas, rompe con esa inercia de música clásica habitual de los documentales culturales.

Fotograma de Prado abierto de La Sexta

En poco más de una hora se entiende cómo funciona el museo en todos sus departamentos: dirección, montaje de exposiciones, restauración, elaboración de catálogos y material bibliográfico (como los cómics), seguridad, guías, copistas…todos mostrados de forma activa, con las acciones que realizan habitualmente. Y al museo se acercan otros activos tan necesarios como dibujantes, familias, público, artistas contemporáneos, investigadores. Con Prado abierto hemos conseguido comprender la complejidad de una pinacoteca tan importante como el Museo del Prado.

  • Lo mejor de Prado abierto: la selección de música popular, reparto coral con la participación de todos los actores que rodean al museo, la amplitud de temas y disciplinas abordadas.
  • Lo peor: la velocidad del montaje, que a veces confunde quién es quién.

Enlace a Prado abierto: https://www.atresplayer.com/lasexta/programas/prado-abierto/

Fotograma de Prado Abierto de La Sexta

Estos han sido, de momento, los tres programas de televisión que se han emitido este año con motivo del Bicentenario del Museo del Prado. También se ha estrenado, por ejemplo, la película documental de Pintores y reyes del Prado, de A Contracorriente Films, con Jeremy Irons como maestro de ceremonias; o El cuadro, donde se desgranan los secretos de Las Meninas de Velázquez.

Sería muy interesante que estas iniciativas no se acabaran aquí. Que para el 2020 aparecieran nuevos programas volcados en otros museos y monumentos de España. Está claro que sí se puede.

Deja un comentario





Scroll To Top