Cuando la Organización Mundial de la Salud recomendó en noviembre de 2019 incluir el arte y la cultura dentro de los sistemas sanitarios, nadie podía vaticinar cómo se iba a desarrollar este año de 2020.

Desde el año pasado la OMS fue publicando varios infromes que corroboran los beneficios de las artes en determinados problemas de salud, como la obesidad, la diabetes o algunos ejemplos de salud mental.

Es más, este organismo internacional que forma parte de la estructura de la ONU explicó que el consumo de cultura y artes, igual que el cultivo de todas sus expresiones creativas, ayudó a gran parte de la población a reducir la ansiedad y el estrés derivados de los confinamientos durante el coronavirus.

Ahora que hemos salido de la primera gran crisis de la COVID-19, en el que muchos profesionales han estado conteniendo el virus desde sus trabajos (sanitarios, logísticos u operativos), toca cuidar a cada uno de ellos. Necesitamos devolver su esfuerzo y que se recuperen de las largas horas de servicio a la ciudadanía.

Acción artística en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona
Acción artística en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

RecuperArt-19, el arte como terapia para profesionales sanitarios

Por parte del mundo del arte, en Catalunya el Departament de Cultura de la Generalitat y el Institut Català de Salut se han asociado para crear un proyecto para los profesionales sanitarios: RecuperArt-19.

RecuperArt-19 parte de un estudio de la actividad de los trabajadores de hospitales y ambulatorios de Catalunya tras la primera oleada del coronavirus en los meses de marzo, abril y mayo. Según este análisis entre un 75 y un 90% de los profesionales sanitarios padecen o padecerán estrés emocional relacionado con la gestión de la COVID-19. Se trata de un virus nuevo y desconocido, que requiere unas medidas de protección que no siempre estuvieron en manos de los profesionales y que ha afectado a un alto porcentaje de médicos y enfermeras. La exigencia constante con cambios de protocolos, las largas jornadas de trabajo y el miedo a contagiarse a sí mismos y a su círculo más cercano se han convertido en unos factores estresantes nuevos para todo el sector de la salud.

Ante esta realidad, RecuperArt-19 propone la creación de una actividad en diversos museos de Catalunya para mejorar la salud emocional de los profesionales sanitarios a partir de técnicas y recursos basados en el arte y la cultura. Esta actividad se podrá realizar de forma individual y autónoma, con el objetivo de “prevenir y gestionar la ansiedad, el estrés y la depresión asociada a su actividad profesional durante la crisis del coronavirus.”

En Recuperart-19 se implican los recursos culturales en la gestión de la salud, personificados en 16 museos de toda la comunidad, como el Museu Episcopal de Vic, el Museu Nacional d’Art de Catalunya, la Panera de Lleida, el Museu de Tortosa o el Museu de la Garrotxa. Las instituciones culturales proponen una selección de entre 3 y 5 obras de su colección permanente, situadas en espacios que permitan la calma y la introspección. Sobre estas piezas, toca elaborar una ficha que se adapte al cuaderno de artista.

Mapa de museos participantes en Recuperart-19
Mapa de museos participantes en Recuperart-19

Los profesionales sanitarios pueden entrar gratis en las instituciones culturales y participar de manera anónima con un cuaderno de artista. Esta pequeña libreta propone la realización de una serie de actividades para conocer el museo, relajarse, concentrarse en las obras seleccionadas, dibujarlas, escribir historias en torno a las piezas…

Cuaderno de artista RecuperArt-19
Cuaderno de artista RecuperArt-19
Imagen del perfil de Facebook del Hospital Vall d’Hebron

Con la actividad de RecuperArt-19 se quieren rebajar los niveles de estrés y ansiedad del personal sanitario en un lugar neutral y seguro como es el museo. El mundo de la cultura tiene que estar ahí para servir a la sociedad en su conjunto y a cada uno de los sectores que la integran con actividades específicas y pensadas para cada uno de ellos.

El ejemplo de Holanda: el arte como paliativo

Antes de desarrollarse este programa de RecuperArt-19 destinado al profesional sanitario, en Catalunya ya había proyectos que conectaban el sector de la salud con el arte. Por ejemplo, en 2019 se firmó un convenio entre el Hospital Vall d’Hebron y el Museu Nacional d’Art de Catalunya. El objetivo de esta arteterapia es explorar las potencialidades del arte como herramienta para que pacientes y familiares disfruten de los beneficios terapéuticos y emocionales de las obras de arte.

En Holanda llevan años de ventaja en la feliz unión de arte y salud. Desde hace más de una década, la institución Ambulance Wens cumple las últimas voluntades de enfermos terminales. Y cuenta con los museos estatales para que abran sus salas a los pacientes, que acuden rodeados de servicios medicalizados: son famosas las fotografías de personas en sillas de ruedas o camillas apreciando la belleza de los cuadros de Rembrandt del Rijksmuseum.

Ambulance Wens y la visita de una enferma terminal en el Rijksmuseum
Visita de una enferma terminal en el Rijksmuseum
Imagen de la web de Ambulance Wens

En este sentido, hace pocos días el Rijksmuseum diseñó un proyecto con fines sociales para celebrar el 414 cumpleaños de Rembrandt, cuya Ronda de Noche sigue restaurándose delante del público. Han realizado la #NightWatchOnTour, en la que han creado una réplica digital de la icónica obra holandesa y la han llevado a una residencia de ancianos en Amsterdam. Con el coronavirus, esta población de riesgo tiene prohibida la salida de sus lugares residenciales.

Pero si los usuarios de la residencia no pueden acceder al museo debido a las restricciones sanitarias, la institución se preocupa de levar la cultura a todos los que la necesitan.


P. S. Por favor, sé responsable en estos días en los que se reavivan los casos de coronavirus en España con más de un centenar de focos. Extrema las medidas sanitarias que ya conoces, porque siguen siendo útiles para frenar la pandemia: usa mascarilla, lávate las manos y mantén la distancia de seguridad.

Y sigue disfrutando del arte y la cultura, tanto en casa como fuera de ella.

Evita todo contagio, excepto el de la belleza.

¿Te ha gustado esta lectura? Suscríbete para recibirlos próximos artículos en tu correo

* indicates required

Deja un comentario