Skip to content
Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

Ciencia en Redes 2019 y las enseñanzas para la comunicación cultural

El Cosmocaixa Barcelona acogió el pasado 15 de marzo una nueva edición de Ciencia en Redes. Con la del 2019 van 7 años en los que esta comunidad realiza encuentros anuales para tratar de la comunicación de ciencia y tecnología usando las herramientas del universo 2.0. Por tanto, en este espacio se juntan divulgadores científicos, responsables de la comunicación de Universidades, grupos de investigación que quieren dar a conocer sus avances en las redes sociales, personal de museos científicos…

¿Y qué pinta un Historiador del Arte entre gente de ciencias? Pues el querer aprender de ellos, porque a pesar de que las ciencias puras y las ciencias sociales parezcan tan lejanas y diferentes, todos comunicamos y tratamos de divulgar nuestros saberes. Tenemos mucho que aprender unos de otros y mucho que compartir. Además, en cada uno de los eventos de Ciencia en Redes se asoman al mundo de los museos con varias intervenciones que vienen directamente de los profesionales que trabajan en estas instituciones.

Por ejemplo, los anfitriones del Cosmocaixa Barcelona desvelaron cómo construyen su identidad digital. Cada perfil tiene un público diferente para el que se personalizan los contenidos y reconocen que la influencia de determinados perfiles responde a una nueva era de la recomendación: estos prescriptores son más auténticos y creíbles que cualquier campaña publicitaria.

Publicación del Facebook de Cosmocaixa

También desde Barcelona habló Lucía Calvo, de la comunicación del CCCB. Ella recordó que los museos se tienen que abrir a la cultura pop y que tienen que saber abandonar un discurso exclusivamente académico: si se cuidan los contenidos, este tipo de publicaciones pueden tener más éxito que aquellas más previsibles. Como ejemplo puso a Beyoncé que, con su famoso videoclip del Musée del Louvre en el que expone un relato personal de la pinacoteca, consiguió que se aumentasen las visitas a la institución parisina. Además, mostró a los asistentes el CCCLab, un equipo que sólo hace artículos online con mucha carga teórica; y la creatividad de su programa Soy Cámara.

Cuántica, la nueva exposición del CCCB

La mayor sorpresa por parte de los museos vino de Ana Ochoa, de Parque Explora de Medellín, Colombia. En esta ciudad conservadora y en la que el narcotráfico ha tenido tanto peso, han querido atender a la diversidad. Lo han hecho a través de los recursos de los animales y del diccionario, combinados con un especial toque de humor e ironía. Así, han despojado de sus asociaciones negativas a palabras como zorra, perra o mariquita, para dotarlas de su auténtico significado positivo. Todo un descubrimiento y un ejemplo para todos esta campaña de naturaleza ética y divulgación científica Los más bellos insultos. Estas campañas han logrado que más y más gente se identifique con el museo de su ciudad y que hoy en día el Parque Explora de Medellín sea uno de los referentes de Colombia, tanto por prestigio como por número de visitantes.

Los más bellos insultos del PArque Explora de Medellín

Por otro lado, Óskar González explicó su proyecto #KimikArte. Durante 365 días estuvo realizando una publicación diaria en la que establecía una original relación -muy bien fundamentada desde la ciencia- entre la química y el arte. Así, desvelaba la composición de colores, los hallazgos de restauradores, etc. Ahora está inmerso en una nueva aventura que también puedes seguir en Twitter: el vínculo entre la tabla periódica y el arte. Comenzando por el Hidrógeno, cada día podemos observar cómo se une cada elemento de la tabla periódica y las obras de arte.

Óskar #KimikArte relaciona Arte y Tabla Periódica

Otra de las intervenciones interesantes fue la de Victoria Toro, de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnológas (AMIT). La AMIT ha constituido una base de datos con las mujeres investigadoras de ciencia y tecnología de España, para que se pueda contar con ellas como expertas en artículos, entrevistas, ponencias; que no se pueda decir que en determinado lugar de la ciencia no hay mujeres porque no se conocen: ellas tienen un buen número de nombres a los que recurrir según especialidades. ¿Os imagináis crear una base de datos igual para el mundo de la cultura, del arte, de la creatividad? Sería otra herramienta más para dar visibilidad a las creadoras mujeres, las articulistas, las investigadoras.

Por último, dediquemos un momento a examinar los sentidos. El del oído, con los podcast de radio de programas científicos. Hubo una sesión de debate en el que se encontraron los responsables de programas de radio de ciencia: Manuel Vicente de Efervesciencia, Antonio Martínez Ron de Catástrofe Ultravioleta y Susana Escudero de El Radioscopio. Ellos tienen su público fiel que busca este tipo de informaciones científicas, aunque los programas no sean nunca líderes de audiencia. Y yo me pregunto, ¿hay podcast de tema de arte? ¿Cuáles son, por favor?

Y nos queda el último sentido: el de la vista. Cirenia Sketches nos habló de cómo resumir en dibujos charlas científicas, encuentros y entrevistas de esta temática. El dibujo nos atrae de una manera tremenda por su capacidad de hacer visibles las acciones y las ideas. En esta línea, la de acercarse las instituciones al dibujo, están trabajando últimamente los museos. El cómic se utiliza ya como recurso, con ejemplos como los apuntes de Ximena Maier en el Museo del Prado convertidos en Cuaderno del Prado. Incluso el cómic ha llegado literalmente a las paredes del museo, con Paco Roca en el IVAM.

Resumen de una charla por Cirenia Sketches

Sin duda, Ciencia en Redes debería ser una referencia para todos los que quieren comunicar cultura, llegar a un público académico, pero también al no especializado. ¿Nos vamos a fijar más en la gente de ciencias naturales y puras hasta la edición de Ciencia en Redes 2020?

Deja un comentario





Scroll To Top