Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

Casa Vicens, una nueva obra de Gaudí abre al público

El 16 de noviembre de 2017 se abrió al público la Casa Vicens, que hasta entonces permanecía como la última de las joyas escondidas de la arquitectura modernista catalana de Barcelona. En ella un joven Antoni Gaudí se encargó de realizar un edifico para el corredor de bolsa Manel Vicens entre 1883 y 1885. En origen se trataba de una casa de verano, ya que en la época de su construcción el terreno en el que se sitúa Casa Vicens estaba no sólo a las afueras de Barcelona sino en la periferia del ayuntamiento independiente de la Vila de Gracia. El crecimiento imparable de la ciudad “colocó” al edificio modernista dentro del mapa de Barcelona, recortándose su extensa finca y convirtiendo la Casa Vicens en un inmueble urbano más, sólo distinguible por su extraordinaria fachada decorativa.

La Casa Vicens vista desde el patio
© Casa Vicens, 2018

Desde hace más de medio año es posible adentrarse en el edificio y descubrir más allá de la calle la primera casa construida por Gaudí. Aquí el arquitecto de Reus aplica muchas de las soluciones arquitectónicas y decorativas que continúa a lo largo de toda su carrera: el sentido cromático de los azulejos, la relación directa de la decoración vegetal con el entorno del jardín existente en su día, la forja usada casi como un elemento elástico y ornamental, los juegos lumínicos… En la Casa Vicens se encuentran estas características, a pesar de que está claro que un joven Gaudí está adaptando todos los recursos estilísticos que aprendió en su reciente etapa de formación para proporcionar el exotismo con el que se decoraban las casas de veraneo de los burgueses. Los paralelismos con la arquitectura oriental -entendida entonces como oposición a la occidental- son continuos: hay referencias a la arquitectura islámica de España, Egipto, Marruecos o India, pero también de China o Japón. Algunas salas continúan sin duda esta moda exótica que surge en Europa en el S. XIX, como se puede ver en la sala del fumadero, con decoración de mocárabes, un elemento típico de la arquitectura islámica.

Comedor de Casa Vicens
© Casa Vicens, 2018

Todos estos secretos son visitables desde noviembre de 2017. Sin embargo, las redes sociales de Casa Vicens estaban abiertas desde muchos meses antes. Según afirman desde el Departamento de comunicación del monumento, las RRSS se inauguran en febrero de 2017, cuando se hace la página web” y sin tener una fecha cerrada de apertura. En aquel momento las redes sociales servían para explicar el proceso de restauración, el proyecto que se abriría al público y el equipo de profesionales que formarían parte del equipo.

Una imagen del Instagram de Casa Vicens antes de su apertura

El objetivo era dar a conocer al público el proyecto y utilizar las RRSS como parte de la campaña de comunicación de la apertura de la Casa Vicens, generar interés a los usuarios, resalta la responsable de comunicación de Casa Vicens. La valoración del uso de las redes sociales mientras se preparaba la apertura de la casa al público es positiva: “nos ayudó mucho a impulsar la marca Casa Vicens y a generar interés, curiosidad y simpatía entre los usuarios.”

Las obras de Casa Vicens vistas en su perfil de Twitter

Ahora que ya lleva más de medio año de apertura, en las redes sociales de la primera casa de Gaudí se continúan publicando contenidos vinculados a la documentación utilizada para poder explicar el proyecto expositivo del monumento, pero también se utilizan las redes para promocionar talleres y actividades: “son nuestra herramienta de fidelización de público y de usuarios

La restauración de Casa Vicens vista desde su perfil de Facebook

En resumen, la apuesta por la utilización de las redes sociales en la Casa Vicens muchos meses antes de abrirla al público ha permitido:

  • Mostrar al monumento de manera virtual, con sus vicisitudes de restauraciones, rehabilitaciones y preparación para la visita, además de actividades extraordinarias como el #GaudiLive
  • Presentar a los trabajadores que están al frente del proyecto
  • Generar conversación con los internautas, fidelizando al público antes de que su apertura

En definitiva, Casa Vicens representa a aquellas instituciones culturales que creen en las redes sociales como una herramienta de conexión del monumento con su público, real y/o virtual. Porque los museos y atractivos culturales tienen siempre algo que contar aunque deban de estar cerradas a sus visitantes.

Deja un comentario