Análisis de Redes Sociales aplicadas a ámbitos culturales

Arqueología mediática con famosa

Una famosa encuentra casualmente una pieza de arqueología

Antes de que comencemos una nueva temporada, me encantaría recuperar una noticia que sucedió en junio. La cantante India Martínez nos lo narró en su cuenta de Instagram y demás redes sociales: saliendo a correr por el campo cerca de Dos Hermanas (Sevilla) les llamó la atención “una piedra extraña”. Así que, en palabras de ella “comienzas retirar tierra y descubres que es una cabeza (busto) de otra época”. La propia cantante, una vez que los arqueólogos le brindaron una primera información, escribe en otra publicación: “Parece ser una Isis Egipcia del siglo II que posiblemente trajeran los romanos, de un mármol de gran calidad. Parece ser también una mujer sacerdotisa de bastante relevancia”.

Cómo cuenta el hallazgo India Martínez en su Instagram

Me gustaría examinar este hallazgo desde la respuesta que se le ha dado en dos niveles: el institucional y el de las redes sociales.

En cuanto al institucional, la pieza ha ido a parar al Museo Arqueológico de Sevilla para su estudio y conservación. Desde los perfiles de sus redes sociales no se han hecho ningún eco de este hallazgo.  ¿Por qué no aprovechar una figura mediática para atraer a más público al museo? ¿Por qué no resaltar la importancia de informar a expertos arqueólogos cuando se producen estos descubrimientos, aprovechando lo sucedido con India Martínez? Estoy seguro que otra institución  habría nombrado a la cantante embajadora del museo y se habría ganado una visibilidad mediática muy difícil de alcanzar con los métodos habituales de comunicación y publicidad. Todavía no es tarde para el Museo Arqueológico de Sevilla para retomar una relación con un personaje famoso para que le dé un nuevo impulso a su entidad; en este caso, además, la celebridad está directamente involucrada con el museo a través de una pieza que ha encontrado.

Aclaración de India Martínez sobre la pieza encontrada

En cuanto a la respuesta de las redes sociales, tampoco fue positiva. Hubo algunos comentarios de personas vinculadas al mundo de la arqueología, quizás motivados por ver la pieza escultórica totalmente al descubierto en las fotos de las redes sociales, que han acusado a la famosa y su pareja de malas prácticas, como la de indicar el ayuntamiento en dónde se ha encontrado la pieza. Estos profesionales explicaron qué es lo que se debe hacer en una ocasión como ésta para respetar al máximo la pieza encontrada y, algo también importante, el posible yacimiento escondido bajo tierra. Pero en su perfil de Instagram la cantante no habla en ningún momento de que hayan hecho algo que linde con lo ilegal. De hecho, existe un comentario favorable de una profesional protagonista directa del descubrimiento que afirma: “El procedimiento seguido en este hallazgo casual ha sido el correcto en todo momento. Fui la arqueóloga encargada de informarlo a los organismos competentes y con la que se pusieron en contacto desde que localizaron la pieza.”

Los que nos dedicamos a la divulgación de arte, historia, arqueología, nos merecemos un buen tirón de orejas. Aunque los que pertenecemos al mundo de la cultura sepamos la legislación y los procedimientos ligados al patrimonio, lamentablemente muchos de los ciudadanos desconocen cómo hay que reaccionar ante determinados hechos. En el mundo de la restauración, cada atentado al patrimonio que aparece periódicamente en los medios trae consigo una serie de indicaciones acerca de lo que no se puede hacer y ensalza el necesario trabajo de los profesionales. En el ámbito de la arqueología, la mayoría de las personas tienen a Indiana Jones en la cabeza y piensan que todos pueden excavar cualquier hallazgo arqueológico, pequeño o grande.

Las celebridades se implican en diversas causas sociales: ¿por qué no en el cuidado del patrimonio?

Acciones como la de India Martínez podrían ayudar a divulgar cómo se tiene que comportar una persona frente un caso similar. Ahí sí que está la oportunidad de meter nuestra cuña divulgadora. Una famosa implicada podría colaborar, explicando a su amplia audiencia qué pasos hay que dar. Porque, si las celebridades protagonizan campañas para visibilizar ciertos temas de calado social, como el reciclaje, la prevención de los incendios o la lucha contra el maltrato y abandono animal, ¿no se podría hacer lo mismo con el respeto y cuidado del patrimonio y los sitios arqueológicos?

¿Habremos perdido otra ocasión de llevar la cultura y las buenas prácticas a más gente?

Deja un comentario